Alquilar un piso: Qué tipos de viviendas existen

Cuando se trata de alquilar un piso las opciones pueden ser muy numerosas. La amplia variedad de alternativas en las viviendas de alquiler incluyen desde un ático hasta un apartamento tipo estudio, sin olvidar el alquiler con opción a compra para aquellos que deseen vivir de alquiler y aprovechar ese dinero en la compra de su hogar.

Pisos en alquiler tipos de viviendas

Ante tantas alternativas, es importante analizar cuáles son tus necesidades y qué tipo de inmueble es el perfecto para que te sientas como en tu propio hogar. A continuación, te explicamos en detalle cada uno de los tipos de viviendas en alquiler, sus ventajas y desventajas para que escojas la mejor opción para ti y tu familia. 

Tipos de inmuebles residenciales

A la hora de alquilar un piso, la variedad de inmuebles que podemos encontrar es muy amplia, y va desde un terreno hasta un piso tipo tipo ático listo para habitar.

 

¿Qué tipos de inmuebles residenciales existen y en qué se diferencian?

Alquilar un piso – Tipos de viviendas

  1. Alquilar un piso
  2. Alquilar un piso tipo apartamento
  3. Alquilar un piso tipo ático
  4. Alquilar un piso tipo dúplex
  5. Alquilar un piso tipo estudio
  6. Alquilar un piso tipo loft
  7. Alquilar una habitación
  8. Alquiler con opción compra

A continuación hacemos un repaso por los diferentes tipos de viviendas y pisos en alquiler, ventajas, inconvenientes y factores que intervienen en su elección, como las necesidades, presupuesto o tu personalidad como inquilino.

Pisos en alquiler - Tipos de viviendas

Determina tu personalidad como inquilino

Para saber qué tipo de piso en alquiler se adapta mejor a tus necesidades puedes hacerte algunas preguntas, como por ejemplo:

  • ¿Cuánto puedes pagar cada mes por alquilar un piso?
  • ¿Cuánto espacio necesitas?
  • ¿Cuán grande debe ser el jardín o los espacios que rodean la vivienda?
  • ¿Cuánta libertad necesitas?
  • ¿Cuánto tiempo y dinero puedes invertir en gastos adicionales?

Para averiguarlo, recuerda que también puedes consultar nuestra lista de verificación para alquilar un piso que puedes descargar a la derecha.

tipos propiedades residenciales

Después de leer los puntos clave acerca de cada tipo de vivienda en alquiler, serás capaz de determinar qué tipo de piso es el mejor para ti.

1 Alquilar un piso

Alquilar un piso es la alternativa más común para parejas y familias con hijos; y además de ser la opción más demandada, también es la que ofrece una mayor oferta y variedad en cuanto a precios, ubicaciones, etc. Los pisos en alquiler pueden ser de diferentes tamaños e incluir equipamientos y espacios exteriores como terrazas, patios y más.

Alquilar un piso nuevo

+ Ventajas

  • Es fácil encontrar pisos en alquiler de diferentes precios, por lo tanto, no es complicado alquilar un piso en una zona céntrica por un precio asequible.
  • Tras alquilar un piso puedes decorarlo a tu manera y distribuir las habitaciones como mejor te apetezca.
  • En caso de que no te sientas más a gusto, puedes dar de baja el contrato de alquiler de un piso avisando con pocos meses de antelación.

– Desventajas

  • Al alquilar un piso es obligatorio contar con el permiso del propietario para realizar reformas o cambios mínimos (pintar paredes, abrir agujeros en las paredes, etcétera).
  • Si el piso está amueblado, hay muy poca flexibilidad para adaptarlo a tus necesidades y gustos.
  • Al alquilar un piso debes lidiar con las imperfecciones y deterioros del mismo. Y aunque muchas veces sea el propietario quien corra con los gastos, los problemas te afectan directamente a ti.

2 Alquilar un piso tipo apartamento

El alquiler de apartamentos es una opción ideal para parejas o profesionales solteros, pues la mayoría posee un solo dormitorio. Esta es la alternativa más demandada en los alquileres vacacionales, para turistas que solo desean pasar unos días o semanas.

Alquilar apartamento

+ Ventajas

  • Los apartamentos requieren menos tiempo y esfuerzo para mantenimiento, ya que son espacios generalmente pequeños. Por lo tanto alquilar un piso tipo apartamento es una opción muy atractiva para profesionales que no pueden dedicar mucho tiempo a las labores de limpieza.
  • Los apartamentos generalmente cuenta con una sola habitación, por ello los precios de alquiler suelen ser más bajos.
  • La mayoría son infraestructuras modernas y luminosas.

– Desventajas

  • El espacio. Para muchas personas alquilar un piso tipo apartamento es una limitante, pues necesitan más espacio para vivir.
  • La cocina suele estar junto al salón o a las áreas comunes de la vivienda, algo no muy atractivo por los olores.
  • No hay suficientes habitaciones para recibir visitas u organizar una reunión con amigos.

3 Alquilar un piso tipo ático

Al alquilar un piso tipo ático tendrás una vivienda localizada en la última planta de un edificio. El tamaño puede variar y la mayoría incluye terrazas.

Alquilar un ático

+ Ventajas

  • Las vistas desde un ático son las mejores, sobre todo si se encuentra ubicado en una zona turística o el edificio posee más de cinco plantas.
  • La iluminación es perfecta en todas o casi todas las habitaciones, pues los áticos reciben luz natural durante todo el día.
  • La mayoría posee terrazas, donde se puede colocar una piscina, hacer una barbacoa y disfrutar en días soleados.

– Desventajas

  • Los edificios más antiguos no cuentan con ascensor, un inconveniente que afecta principalmente a quienes habitan en los áticos.
  • Los precios para alquilar un piso tipo ático son mayores, quizás debido a las vistas privilegiadas.
  • La terraza en ocasiones suele ser comunitaria, es decir, para todos los habitantes del edificio.

4 Alquilar un piso tipo dúplex

El alquiler de un dúplex se refiere a un piso con dos plantas. La distribución puede variar aunque la mayoría posee la cocina y zonas comunes en la planta baja y las habitaciones en la primera planta.

Alquilar piso dúplex

+ Ventajas

  • Espacios bien delimitados. En la mayoría de los pisos dúplex las habitaciones están ubicadas en la planta superior y las zonas comunes y cocina en la planta inferior.
  • Al estar dividida la vivienda en dos plantas, las habitaciones son más grandes, algo muy apreciado a la hora de alquilar un piso.

– Desventajas

  • El precio del alquiler de un dúplex es mucho mayor en comparación con el alquiler de un apartamento o un piso.
  • Para los adultos mayores o con limitaciones la escalera que une las dos plantas del dúplex es un gran inconveniente.
  • Los techos de la planta superior suelen ser muy bajos, algo muy incómodo para las personas de gran estatura.

5 Alquilar un piso tipo estudio

Alquilar un piso tipo estudio significa dispones de una vivienda pequeña y sin divisiones, salvo las necesarias como el baño o los suministros. En las páginas para alquilar pisos esta es una de las opciones más demandadas por jóvenes trabajadores que viven solos.

Alquilar un estudio

+ Ventajas

  • Los estudios son viviendas pequeñas y fáciles de limpiar. Alquilar un piso de este tipo es una opción perfecta para quienes no pueden dedicarse a limpiar y ordenar todas las semanas.
  • El precio que pagan los inquilinos por alquilar un piso tipo estudio es mucho menor.

– Desventajas

  • Las dimensiones son muy reducidas, por lo que alquilar un piso tipo estudio puede no ser muy atractivo para familias numerosas.
  • Al no tener divisiones, la intimidad se ve afectada.

6 Alquilar un piso tipo loft

 

La libertad visual que otorga el no tener paredes solo puede comprobarse con un loft. Se trata de una vivienda muy similar a un estudio, con diseño vanguardista y pocas divisiones. Por lo general tienen muchas ventanas para facilitar la entrada de luz natural.

Alquilar un loft

+ Ventajas

  • La gran cantidad de ventanas ofrece una muy buena iluminación natural, muy apreciada sobre todo por quienes deben trabajar o estudiar en casa.
  • El precio que deben pagar los inquilinos por alquilar un piso tipo loft es mucho menor que un ático, un dúplex o cualquier otro tipo de vivienda.
  • Por tener unas dimensiones reducidas, el tiempo y esfuerzo que debe dedicarse para limpiar y ordenar es menor.
  • Al no tener divisiones, las estancias pueden aprovecharse mucho más.

– Desventajas

  • Las dimensiones reducidas pueden ser un inconveniente para muchos.
  • Las pocas divisiones (o nulas) afectan a quienes requieren un poco de intimidad.
  • El hecho de que la cocina no disponga de paredes ni puertas puede resultar muy incómodo, debido a los olores.

7 Alquilar una habitación

Alquilar una habitación es la opción ideal para estudiantes, sobre todo aquellos que deben residenciarse en otras ciudades. Se trata de compartir el piso con otros estudiantes, profesionales o en algunos casos con la familia propietaria de la vivienda.

Alquilar una habitación

+ Ventajas

  • A diferencia de alquilar un piso completo, cuando alquilas sólo una habitación pagas únicamente por el espacio que utilizas y los precios de alquiler son mínimos en comparación con los de un piso completo.
  • Los jóvenes tienen un primer contacto con la emancipación, lo que los obliga a ser más responsables.
  • Conoces otros inquilinos que pueden estar en tu misma situación (estudiantes, profesionales, etc.) y se crean vínculos de colaboración y ayuda.

– Desventajas

  • La intimidad al alquilar una habitación es casi nula. A pesar que la habitación en sí es completamente privada, los espacios comunes, cocina y baño son compartidos.
  • En algunos casos, los propietarios no dan derecho al inquilino a utilizar áreas de la vivienda (terraza, salón, comedor, etc.).
  • Debes lidiar con los problemas e inconvenientes causados por tus compañeros de piso, fiestas hasta altas horas de la madrugada (si están permitidas), visitas de extraños, etcétera.

8 Alquiler con opción a compra

El alquiler con opción a compra es un contrato doble compuesto por dos subcontratos (alquiler y compraventa). Es una alternativa que permite al inquilino alquilar un piso por un tiempo determinado y después comprarlo. Lo más interesante del alquiler con opción a compra es que al precio de la vivienda le será descontado (de forma parcial o total) las rentas pagadas hasta el momento.

Alquiler un piso con opción a compra

Photo/Source: pixabay.com

+ Ventajas

  • El inquilino puede vivir de alquiler mientras invierte dinero para comprar.
  • La cuota de alquiler es igual o muy similar a la de un contrato normal.
  • El inquilino puede decorar, amueblar y personalizar la vivienda a su gusto, pues finalmente terminará siendo suya.

– Desventajas

  • El valor de la prima por opción a compra es más elevado en comparación con la fianza al alquilar un piso con contrato normal.
  • Si al finalizar el contrato el inquilino decide no comprar la casa, pierde la totalidad del importe entregado como prima por opción a compra.
  • Si el inquilino se retrasa más de dos meses en el pago de la renta pierde la opción a compra y también la prima aportada.

Conclusión

Si tu objetivo es alquilar un piso que parezca hecho a tu medida no olvides que:

  • Alquilar una habitación es la opción más económica y por lo tanto la atractiva para estudiantes o profesionales que solo necesiten vivir de alquiler durante un tiempo.
  • El alquiler con opción a compra es una alternativa perfecta si la intención es comprar la vivienda, además, puedes decorar y organizar a tu gusto, porque en el futuro la propiedad terminará siendo tuya.
  • Los apartamentos, áticos, dúplex o pisos tipo estudio son ideales para parejas o familias pequeñas; además, generalmente son modernos y luminosos.

Te gusta este post?

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of